lunes, 9 de octubre de 2017

Nos deja Domingo Munuera Rico


Domingo, el eterno profesor, maestro y lorquino. Incansable investigador en nuestro archivo municipal, comprometido siempre con su ciudad, con la cultura lorquina.
Domingo nos dejó ayer con enseñanzas pendientes, nos quedamos huérfanos de maestro, de amigo, de compañero de cañas, aderezadas siempre de un firme compromiso de servicio a su comunidad, la lorquina.
Como bibliotecaria, no olvidaré tus enseñanzas entre las estanterías de nuestra biblioteca “Pilar Barnés”, y como amiga,…. como amiga, tu firme convicción de servicio a la sociedad. Cuando todos teníamos los ojos tapados por una ceguera blanca -- como la del Ensayo sobre la ceguera de Saramago — una ceguera que nos impedía ver injusticias sociales, tú nos alentabas para denunciarlas, con tu fortaleza inconformista de sexagenario.


Seguir por E-mail