viernes, 13 de febrero de 2015

La Pródiga, de Pedro Antonio de Alarcón

Se sitúa en una época en que el romanticismo daba aún señales de vida


Aproximarse a La Pródiga, la última novela publicada por Pedro Antonio de Alarcón (Guadix1833- 1891), da la oportunidad de presenciar, desde una espléndida atalaya, el panorama literario español de finales del siglo XX. 

Su protagonista, Julia, es una mujer bella, madura y generosa, perteneciente a la nobleza, que ha acumulado a lo largo de su vida una larga lista de amantes tras enviudar muy joven de un marido viejo, impuesto por la familia. Una vez “enclaustrada” en su finca y arruinada, vive su último y trágico amor junto a Guillermo, un joven y brillante político

Para ciertos críticos Alarcón da una lección de moralidad, moviéndose entre el fatalismo romántico y el determinismo naturalista; censura la vida descabellada “ a lo Byron” de Julia y el amor libre; y así reafirma los valores más tradicionales de la sociedad: el matrimonio, la reputación, etc.



Seguir por E-mail