lunes, 25 de noviembre de 2013

Exposición: Colección Borbón-Lorenzana

Esta muestra ofrece un recorrido por el origen y las distintas procedencias de los libros que la han ido formando a lo largo de los siglos desde que en 1773 abriera sus puertas al público como Biblioteca Arzobispal de Toledo. Se puede visitar en la propia 
Biblioteca de Castilla-La Mancha, de lunes a sábado, hasta el 4 de enero.

Muestra titulada "Borbón-Lorenzana: historia de una Colección"


La Biblioteca de Castilla-La Mancha conserva una de las colecciones de Patrimonio Bibliográfico más importantes de España conocida como la Colección Borbón-Lorenzana. Dos son los cardenales que dan nombre a este magnífico fondo: el cardenal Infante Luis Antonio de Borbón y el cardenal Francisco Antonio de Lorenzana. Ambos vivieron en la misma época, el Siglo de las Luces, y compartieron el espíritu ilustrado que inundó Europa, circunstancia que se ve reflejada en sus respectivas bibliotecas. Estas grandes colecciones de libros son los núcleos originales del impresionante fondo patrimonial de la Biblioteca Regional. Pero no es un todo homogéneo sino que, desde su fundación en 1773, esta Colección ha bebido de múltiples afluentes, algunos de ellos de difícil identificación.

El XV Aniversario de la Biblioteca es una fecha inmejorable para mostrar de una manera didáctica a todos los ciudadanos las principales procedencias que han ido formando esta Colección y, a la vez, plantear a investigadores y estudiosos los interrogantes que todavía permanecen abiertos. La exposición pretende descubrir la singularidad de estos libros antiguos a través de las bibliotecas que los acogieron en el pasado. Son colecciones de cardenales, bibliófilos, jesuitas, eruditos y de otras personalidades de la cultura que a lo largo de los tres últimos siglos han vivido en Toledo y cuyos libros comparten los ex-libris o marcas de propiedad de cada uno de sus ellos. Estas marcas pueden estar magníficamente impresas, como el ex-libris de la Biblioteca del Infante Luis Antonio de Borbón, o delicadamente escritas por la mano de sus dueños, como la firma del calígrafo Francisco Javier de Santiago Palomares.

La Colección Borbón-Lorenzana tiene su origen en la Biblioteca Arzobispal de Toledo, fundada y abierta al público por Lorenzana en el año 1773, en cumplimiento de la Real Cédula de Carlos III del 17 de febrero de 1771. A ella se unió la biblioteca privada del Infante Luis Antonio de Borbón, hermano del rey y padre del cardenal Luis María de Borbón, sucesor de Lorenzana en el Arzobispado toledano y que donó la biblioteca de su padre a la Arzobispal en 1807. Ambas bibliotecas son excepcionales tanto por la belleza como por la calidad de sus fondos.

La Biblioteca Arzobispal fue creciendo gracias a los libros que el propio Lorenzana donó, entre los que se encuentra una importante colección de manuscritos e impresos que trajo de su estancia en México, y por las adquisiciones que su primer bibliotecario Pedro Manuel Hernández fue llevando a cabo. Otro conjunto de libros excepcional incorporado a la Arzobispal fue el de las bibliotecas de los Colegios de Jesuitas que, tras su expulsión en 1767, constituyó uno de sus ejes fundacionales.

Seguir por E-mail