lunes, 14 de enero de 2013

Parque arqueológico de Lorca protagonista de la revista Debates de Arqueología Medieval







Se trata de un texto elaborado por el profesor de la Universidad de Murcia, Jorge A. Eiroa, a la sazón director de las excavaciones del parque arqueológico del castillo. En el mismo se da a conocer el proyecto de investigación que se está llevando a cabo en el castillo de Lorca, destacando que se trata de un proyecto de gran envergadura y larga duración que, no obstante, ya ha ofrecido sus primeros resultados. 

Las excavaciones arqueológicas desarrolladas hasta el momento han sacado a la luz no sólo distintos espacios de la alcazaba andalusí de la ciudad de Lorca (que era principal centro urbano de la cora de Tudmir hasta el siglo XI) y un interesante horizonte arqueológico correspondiente con la fase de conquista castellana de la fortaleza en el siglo XIII, sino, muy especialmente, el barrio judío establecido en su interior en los siglos XIV y XV, en el que destacan un área de producción artesanal y toda una serie de espacios domésticos. Estos hallazgos constituyen una primera aproximación científica al potencial arqueológico del sector oriental del yacimiento, que se espera actúe como nexo de conexión entre otros espacios excavados con anterioridad e incorporados al Taller del Tiempo.

arqueoweb

El artículo recuerda que el Castillo de Lorca había sido objeto de intervenciones desde finales del siglo XX, con el objeto de acondicionarlo para el establecimiento de un espacio de ocio. Con esa intención, se llevaron a cabo actuaciones arqueológicas entre 1999 y 2002 y profundas obras de consolidación y restauración, centradas en el sector occidental del castillo. A principios de los años 70 del siglo XX ya se realizó una intervención arquitectónica de restauración en la Torre del Espolón (dirigida por el arquitecto D. Pedro Sanmartín Moro) en la que colaboró como arqueólogo el Director del Museo Provincial de Murcia, D. Manuel Jorge Aragoneses. Eran los primeros pasos en un camino muy transitado desde entonces, pues desde los años noventa del pasado siglo las intervenciones han sido continuas, en su mayoría realizadas en el marco de los mencionados proyectos de recuperación del castillo para uso turístico. Si en 1994 se daban los primeros pasos en el conocimiento arqueológico moderno del castillo de Lorca, con la excavación de un importante vertedero de época tardorromana y con las primeras prospecciones sistemáticas en el interior del recinto amurallado3, las intervenciones arqueológicas en el recinto del castillo se multiplicaron de forma espectacular entre 1999 y 2003, como resultado de la reciente ejecución del espacio de ocio denominado la Fortaleza del Sol. En los últimos años (2002-2009), el proyecto de construcción del parador nacional de turismo en el cerro del castillo volvió a imprimir un impulso a las intervenciones arqueológicas en el castillo.

                                                         Fuente: Revísta Debates de Arqueología, lorca.es y ArqueoWeb

Sinagoga



Seguir por E-mail