viernes, 18 de enero de 2013

Antipropósitos 2013

doze-mag.com


Te recomendamos que utilices la psicología inversa y te plantees los Anti-propósitos 2013. Una manera fácil y rápida de alcanzar tus objetivos con más garantías de éxito que los de años anteriores, aquellos que seguramente quedaron en vagas intenciones de enmienda. 
Aquí te presentamos algunos:

Antipropósitos 2013

  1. Este año mantendré el mismo look
  2. Me encanta el chocolate, me pregunto... ¿cuánto se pudrá comer al día?
  3. ¿Salud, dinero y amor? no... yo sexo, drogas y rock & roll.
  4. Y...¿por qué no?, de este año no pasa, me hago el tatuaje
  5. Además, como no creo que me haga rico/a encontrando una gigantesca pepita de oro, pensaré en mi otra opción... el golpe..

Tatuaje de Manuel Vázquez Montalbán



Un cuerpo de hombre joven desnudo sobre la arena, y en la piel, un tatuaje: He nacido para revolucionar el infierno. Nace un enigma y nace un investigador privado, Pepe Carvalho, que a lo largo de la historia descubre la azarosa vida de superviviente de un hombre que tenía buena entrada con las mujeres. La retina de Carvalho le permite descubrir las pistas que conducen a la solución, pero también describir el entorno social y sentimental que ha hecho posible el crimen. Tatuaje, primera novela en la que Carvalho ejerce como investigador privado fue llevada al cine por Bigas Luna.

Justine o los infortunios de la virtud


Dejemos al propio Divino Marqués comentarle su libro a su mujer Constance: El objetivo de esta novela es el de presentar por todas partes al Vicio triunfante y a la Virtud como víctima de sus sacrificios a una desgraciada; vagando de desventura en desventura cual juguete en manos de la maldad; entregada a todos los desenfrenos al albur de los gustos más bárbaros y más monstruosos; aturdida por los sofismas más atrevidos y más perversos; presa de las seducciones más hábiles; de las sumisiones más irresistibles; atreverse en resumen a las descripciones más osadas; a las situaciones más extraordinarias; a los pensamientos más espantosos; con el único fin de obtener de todo ello una de las más sublimes lecciones de moral que el hombre haya recibido jamás: era; habrá de convenir; alcanzar el objetivo por un camino hasta ahora jamás hollado por él.

Seguir por E-mail