martes, 7 de febrero de 2012

TODO LO QUE PODRÍAMOS HABER SIDO TÚ Y YO SI NO FUÉRAMOS TÚ Y YO de ALBERT ESPINOSA

Marcos tiene un don. 
Marcos acaba de perder a su madre, una reconocida bailarina que le ha enseñado todo en la vida, y decide que el mundo ya no puede ser igual sin ella. Justo en el momento que va adar un giro en su vida, una llamada de teléfono cambia radicalmente los acontecimientos. No sé si el don me encontró o yo lo encontré a él. Mi don... Es difícil de explicar. Cómo aprendí a utilizarlo es mucho más extraño de relatar. Pero deseo hacerlo. Deseo contároslo. 
Hay cosas, detalles pequeños que forman parte de uno mismo y te hacen ser como eres. 

Y el don era algo que me definía. Aunque lo utilizaba muy poco. 
Hacía que me sintiera más vivo. Si hubiera tenido conectado el don cuando vi a la chica del teatro quizá no hubiera experimentado lo mismo por ella. Lo que sentí fue primario, fue muy auténtico. Cómo la podía añorar tanto sin conocerla. El ser humano es mágico e indescriptible. Notaba algo especial al volver a recordarla. Una confianza que no debe surgir entre desconocidos pero que a veces existe yes más intensa que la que sientes por alguien que forma parte de tu entorno desde hace más de veinte años. Ella no se había percatado de mi presencia, no había sentido cómo mis ojos no le habían quitado la mirada ni un solo instante.

Seguir por E-mail