martes, 25 de octubre de 2011

Entre sombras y llave maestra de ROBERTO ALIAGA


La Resistencia, que lucha contra el poder del Abuelo Penumbras, está en un apuro. Solo Mateo podrá ayudarlos. Pero Mateo se encuentra en el mundo de los vivos, y para trasladarse al mundo de los muertos necesitará una llave difícil de encontrar. Lectura recomendada a partir de 8 años.

Consulta su DISPONIBILIDAD

ENTREVISTA A ROBERTO ALIAGA
Por Carmen Fernández Etreros.

Tranquilo y sensible, Roberto Aliaga es uno de los valores seguros de la Literatura Infantil en nuestro país. Desde Cactus del desierto, que se encuentra en la lista de los White Ravens 2009, no ha parado de publicar. Un reloj con plumas, Pingoreta y el tiempo o El príncipe de los enredos, ilustrado por Roger Olmos y ganador del Premio Lazarillo de Álbum Infantil Ilustrado son algunos de sus éxitos. Ahora presenta la colección ENTREsombras, editada por Macmillan Infantil y Juvenil e ilustrada también por Roger Olmos: un pulso a la imaginación y misterio.

CF: Desde la buena acogida de Cactus del desierto, te lanzas a escribir libros para niños. ¿Cómo nació este interés por la literatura infantil?

RA: He de reconocer que mucho antes de Cactus ya sólo escribía infantil. Empecé, como todo el mundo, dando palos de ciego para encontrarme: poesía, relatos, y también textos infantiles… porque siempre me ha gustado la LIJ, siempre he seguido leyendo LIJ; pero mi mujer me animó a que le prestara más atención a la literatura infantil. Decía que se me daba mejor…

CF: Premio Lazarillo de álbum ilustrado en 2008 con El príncipe de los enredos, aparición del ejemplar de Cactus del desierto en la prestigiosa lista oficial The White Ravens 2009, ¿qué han significado estos premios en tu carrera?

RA: En primer lugar una alegría; después, en frío, se convierten en palabras de ánimo para seguir, y ayuda en cuanto a inseguridades…

CF: Para escribir para los niños, ¿hay que mantener contacto directo con ellos en colegios y bibliotecas?

RA: Más que mantener el contacto directo con ellos yo diría que tienes que estar en su onda, ser tú también un poco niño, eso que dicen de: “míralo, que bien se lleva con los niños, qué buenas migas hacen con él…”. Y evidentemente, cuando se está en su onda, cuando se habla el mimo idioma, no se puede privar este contacto directo al que te refieres, porque es totalmente natural y necesario. Los encuentros en colegios y bibliotecas más que ayudar a escribir yo creo que te enseñan qué tal funciona una determinada historia que ellos hayan podido trabajar. Es la prueba de fuego.

CF: Cuando eras pequeño, ¿qué libros infantiles eran tus preferidos?

RA: De aventuras, sobre todo: Jim Botón y Lucas el maquinista, El hobbit, Las aventuras de Vania el Forzudo… Recuerdo sobre todo los que tengo en casa, pero había muchos más de la biblioteca…

CF: Presentas ENTREsombras y el circo ambulante y ENTREsombras y la llave maestra en los que su pequeño protagonista Mateo se mueve entre el mundo de los muertos y el de los vivos para buscar a su amiga Daniela, ¿por qué Mateo se mete en esta aventura sin pensarlo dos veces?

RA: Espero que Mateo no se tome a mal mi indiscreción… pero es que está enamorado de Daniela. Desde hace tiempo. Por eso no duda en saltar la valla de la chatarrería… Lo malo es que parece que en la cabeza de Daniela hay otro chico…

CF: La aventura de Mateo comienza cuando un circo llega a su localidad, ¿cómo se te ocurrió crear una aventura de misterio en un circo, un lugar que suele ser divertido para los niños?

RA: Pues es curioso, pero un circo vacío no me resulta nada divertido. Al contrario, ¡me dan miedo! Y con los payasos también intento guardar las distancias…

CF: ¿De dónde nace Brady saco de huesos, ese personaje que puede al mismo tiempo asustar y divertir?

RA: Brady llegó por su propio pie. No venía recomendado, ni nos conocíamos antes, y ni siquiera había soñado con él ninguna vez. Pero se coló en la historia con toda la naturalidad del mundo —él y sus gamberradas—, llegando a ocupar un lugar más destacado del que le debería tocar. Y por méritos propios. Yo estoy encantado con él. Me alegra la historia.

CF: Lobo, el Abuelo Penumbras, Daniela o Mateo viven sus aventuras cuando entran en el mundo de los muertos, ¿qué hechizo guarda el mundo de las sombras para los protagonistas?

RA: El interés que tienen los personajes de esta historia está en bloquear cualquier conexión con el mundo de las sombras, pertenezcan o no a él, porque cuando la gente del Abuelo viene… es para llevarse niños. Pero está claro que en un mundo tan particular y desbaratado puede pasarles cualquier cosa, y pueden encontrarse a cualquiera… (Uy, ya estoy diciendo demasiado).

CF: ENTREsombras cuenta con las magníficas ilustraciones de Roger Olmos, ¿qué papel debe tener la ilustración y la imagen en un libro infantil?

 
RA: La importancia de la ilustración en un libro infantil es obvia para todos: define visualmente a los personajes. Algo aparentemente tan sencillo como una portada llega a convertirse en la marca del libro. Es fundamental. Por eso quise a Roger conmigo, entre las sombras…

CF: Haz un poco de vidente, ¿qué reto crees que te espera en el futuro en cuanto a la literatura infantil y juvenil?

RA: Uy, tengo una bola de cristal, pero no me funciona. Se cuelga cada dos por tres y hay que reiniciarla… No me pongo retos a mí mismo. No soy competitivo. Sólo deseo seguir andando pasito a pasito por este camino siempre que a los niños les entusiasme leerme y a mí seguir escribiéndoles.
                                                                                  
                                                                                         Fuente: Culturamas http://www.culturamas.es/

Seguir por E-mail