sábado, 2 de abril de 2011

Un CUENTO LLENO DE LOBOS de ROBERTO ALIAGA y ROGER OLMOS

Había lobos grandes y lobos pequeños. Lobos dormidos y lobos despiertos. Lobos recién nacidos… y lobos que eran muy viejos. Había lobos de todos los colores: negros, azules, marrones… Había lobos con gafas y lobos con sombrero. Lobos que escribían cartas, lobos que jugaban al pañuelo y lobos que hacían pis sobre un hormiguero. ¡El cuento estaba lleno de lobos!

Seguir por E-mail