martes, 16 de noviembre de 2010

El NIÑO DE LA BOLA de PEDRO A. DE ALARCÓN

"Entre la vetusta ciudad, cabeza de Obispado, en que ocurrieron los famosos lances de El sombrero de tres picos, y la insigne capital de aquella estacionaria provincia, donde hay todavía muchos moros vestidos de cristianos, álzase, como muralla divisoria de sus respectivos horizontes, un formidable contrafuerte de la Sierra más erguida y elegante de toda España", con esta descripción comienza esta novela, encuadrada dentro del Romanticismo, donde un amor imposible, la religión, el costumbrismo, y las relaciones sociales, se entremezclan en otra genial obra de Alarcón.

Seguir por E-mail