viernes, 8 de octubre de 2010

CARACOLA de día, CARACOLA de noche

En un país desconocido triunfa la Revolución. CARACOLA (Marisol), hermosa joven, heredera del trono, huye a España, con las personas de su séquito, para salvar su vida.

Carola, vigilada por sus servidores, amenazada por continuos atentados, sometida a las puntillosas exigencias de su cargo, se aburre desesperadamente. Hasta que un día no puede soportar más el encierro y se escapa de su casa. Entonces descubre las delicias de pasear sola, sin que nadie le dicte lo que ha de pensar, decir o hacer, sin que nadie le obligue a seguir órdenes. Carola, por primera vez en muchos años, es feliz. Disfruta con las pequeñas cosas, con el placer del descanso, el valor del trabajo y el gusto de la libertad.

Conoce a Daniel (Tony Isbert), un joven español que trabaja en una sala de fiestas para pagarse los estudios, y ambos se enamoran. Y como el poco dinero que trajeron de su país comienza a escasear, a espaldas de sus servidores decide ponerse a trabajar como cantante y bailarina en la sala de fiestas.

Seguir por E-mail