viernes, 5 de junio de 2009

Jardines de agua de Alan Drew


En una pequeña ciudad no muy lejos de Estambul vive un devoto musulmán, Sinan, un esforzado tendero kurdo. Irem, su hija de quince años, sueña con escapar de las restricciones familiares y eludir las rígidas obligaciones de la mujer musulmana y ve en Dylan, el joven americano que vive en el apartamento de arriba, la atrayente promesa de una vida distinta. El terremoto de 1999 destruye la casa de Sinan y le convierte en un refugiado en su propio país, lo cual estrecha los lazos entre las familias musulmana y norteamericana de un modo peligroso, pues cuando brota el amor prohibido entre Irem y Dylan, el devoto kurdo ha de hacer frente a los mayores peligros y se enfrenta a decisiones de potencial gravedad, hasta el punto de empujarle hasta una última y definitiva traición que cambiará la vida de ambas familias para siempre. Alan Drew urde una obra de ficción inolvidable con temas atemporales: la profundidad del vínculo entre padre e hija, el deber de honrar una tradición compleja, la libertad y el deseo de seguir los deseos propios, el conflicto de credos y culturas, los remordimientos de la madurez y las pasiones de la juventud.

Seguir por E-mail